Columna personal

Aniversario escuela de El Teniente Alto

Nos invitaron al aniversario de la escuela rural Nº50 de El Teniente Alto.

Y lo primero que se me ocurre es decir que… era muuuuuy lejos.

Uno reflexiona durante el viaje, pues corres el riesgo de que detrás de tanto cerro, pueda encontrarte con todas esas personas que mandaste a la Chucha, porque yo creo que la Chucha debe quedar muy cerca de la escuela particular Nº50 de El Teniente Alto, de hecho, cuando nos salimos de la carretera, preguntamos a un señor y nos dijo que quedaba en un valle pequeño, a la chucha y más allá.

Así uno piensa que el mono de Toy Story al decir: “¡al infinito y más allá!”, se refería a la escuelita ésta.

Lejos, pero leeeejos, a la Chucha, encontramos un poncho y como pensamos que era del diablo, lo dejamos ahí no más, olía a azufre.

En el camino un guía nos dijo que por ahí había pasado el Dakar Chile, y yo creo el piloto ese que se perdió en la competencia, cualquier día aparece por esos senderos, demás que sobrevive comiendo ovejas o bandurrias.

Atropellamos un conejo suicida y esquivamos un ratón cola larga con los mismos problemas, atravesamos el sector de camino-calamina más perfecto que nuestro jeep había recorrido, y fuimos testigos de los paisajes que ni el Google Earth aún descubre. (N. del E.: Nos contactamos con Google y mandaron un satélite para sacar la foto que ilustra este artículo.)

Llegamos a la Escuela Particular (insistimos con el concepto “particular” pues llama mucho la atención que una escuela de esa categoría esté anclada en tales paisajes), ¿ya les mencionamos que era lejos?.

El camino no es malo, incluso en algún momento (la primera media hora) era entretenido por el cómodo relieve y por las curvas continuas pero poco complicadas, sin embargo al final, la prueba de conducción se hace manifiesta, unos 500 metros que son como para despabilarse y saber que se llegó a destino.

La escuela, pequeña, linda, como uno se la espera, familiar, con la implementación que amerita su desplazamiento, buen equipo de sonido, adecuada iluminación, y gente muy cariñosa.

Nos instalamos a esperar el show de los alumnos, que resultaron ser todos del mismo curso, no porque tenga la misma edad, sino porque son tan poquitos que un solo profesor les hace clase a todos a la vez, cabe señalar que el profesor es: jardinero, electricista, cantante, instrumentista, arqueólogo, explorador, mecánico, aseador, cocinero, agricultor, dirigente, juez, psicólogo, paramédico, pintor de brocha gorda, guía turístico, productor de eventos, fotógrafo, padrino de cuanto cabro shico se le ocurre nacer por allá. Trabaja solo, por lo tanto, cuando hace reuniones del sindicato sólo asiste él.

Y el paro de profesores, lo organiza y lo suspende dependiendo de su estado anímico, no le caen mal los otros profes, no tiene problemas de programación de horario, es el favorito del Director, de hecho no necesita pedir hora para hablar con él, se autoatiende cuando él quiere, está presente en todas las decisiones que toma el consejo de profesores, otra ventaja que tiene es que apenas se levanta ya está en la escuela, el premio al mejor profe del mes se lo gana siempre él, y nunca ha sentido acoso laboral, excepto una vez que un tipo lo miró feo en el baño pero después se dio cuenta que era él mismo y que había puesto un espejo nuevo. En lo pedagógico, planifica como se le antoja, no escucha los problemas de otros cursos, sus métodos no son cuestionados, etc.

Por otra parte, no tiene problemas de estacionamiento… en fin.

Y ahí estaba el profesor multifacético, organizando la presentación de sus alumnos, apoderados, y artistas invitados.

Se tardaron un poco en empezar pues, no es sorpresa que a los artistas les costó trabajo llegar.

Los asistentes disfrutaron de una reseña historia en data show, en las que salían fotografiados todos los alumnos en distintas actividades (esa parte duró medio minuto).

Luego el presentador presentó (jajajajaja, sonó chistoso, espero que el editor no la corrija) a una pareja que bailó reggaeton (suerte que no asistió el consejo ético y moral de espectáculos escolares), varios sketch humorísticos (suerte que no asistió el cura), además de los artistas invitados.

Entre los últimos, una apoderada que tuvo un ligero problemita con el tiempo y las pistas musicales, pero que cantó muy bien.

El Ruiseñor de Limarí, un muchacho con una voz de hombre, que cantó muy recio y encendió el entusiasmo de los tenientinos, al punto que cantó más de lo planificado.

Finalmente presenciamos un lujo de show, La Perlita del Limarí. Muy linda ella, con mucho oficio al momento de presentar su espectáculo, merece un artículo aparte. (La contactaremos).

Se concluye agradeciendo la invitación, el cariño de los apoderados, el talento y participación de los alumnos.

Esperamos asistir el próximo año y el siguiente a ese, pues serán los 60 años de la Escuelita PARTICULAR, EL TENIENTE.


Ver a mayor tamaño

Temas: 

Comentarios

Comentario: 

Si hay algún trabajador que admire en especial es el profesor rural: sin recursos, sin infraestructura, sin tecnología y, muchas veces, sin mucho futuro, sin embargo, haciendo de todo. Seguro que la maestra sencillez del espectáculo, compensaba lo lejano del evento. De todos modos, no es malo irse de vez en cuando a la Chucha. Eso también deja una buena lección.

Buena crónica: irónica, ágil, el autor es un buen acróbata lingüístico, balanceándose siempre entre los trapecios de una imaginación cómica y una realidad emotiva que la insinúa, pero que, sabiamente como escritor, no se compromete con ella.

Quedé con gusto a poco. Ojalá los inviten el próximo año para seguir leyendo.

Comentario: 

divinas palabras,
muchas gracías, y estoy muy de acuerdo, con el pasar de los días…caigo en cuenta, que me hizo bien irme un rato a la chucha…

Comentario: 

Como vemos…no es tan malo estar a la chucha del mundo, o irse a la chucha, porque encontramos cada cosa, personajes y lugares interesantes que…a lo mejor en nuestras vidas nunca lo habiamos imaginado que existieran….
Bueno muy bueno tu escrito, refleja una realidad oculta de nuestro país, y que muy pocas veces ha sido reflejada en nuestra sociedad, felicitaciones por ese profe que se la juega ante todo, por todos y en especial a sus ñiños..eso es vocación.
Esperamos la segunda parte….

Comentar

Algo sobre Ovallito.cl

Ovallito.cl es un proyecto personal de un ovallino criado en la calle Independencia. Estamos en Internet desde el año 2003, lo que nos convierte en la web ovallina más antigua aún activa.

Columnas destacadas

Nuestra identidad mestiza
A mi Río Limarí
Oro en el Tiro al Blanco
Carta a un amor perdido
Viva Huamalata
Trilla a Yegua Suelta
El Piano de la Escuela América
La Profesora y Pinochet
Queso de Cabra: Producto Típico de Ovalle