Columna personal

El Chamán de Huamalata

Con su sombrero alón de paño gris y su encanecido bigote de mefistofélicos extremos, don José contemplaba el prístino galope de los días, arrellanado en su sillón infatuado de herméticos avatares…miraba hacia la polvorienta calle Prat, aquella que diariamente recorrían los seis neumáticos de “la ñata”, conducida por el mismísimo Alberto Álvarez; recién trasladado desde Sotaquí, Don José Olivares devenía ahora en el inolvidable Meico de Huamalata, llegaba con sus infusiones de eucalipto y sus emplastos de pimiento a curar los desamparos que el misterio deposita en las grietas de la edad.

Depositario de un conocimiento atávico, el arcano vidente se instaló en la casa que antaño ocupara, nada más y nada menos que, el Guatón Chalo, padre de la bellísima Margot, reina de Huamalata y, por sobre todo, fundador y presidente vitalicio del inefable club deportivo “Verde Mar”, en cuya sede se abrevaron a raudales, cascadas y torrentes, mostos y cervezas que salpicaron incluso los faldones de la Cruz del Sur…Don José, El Meico de Huamalata, curandero insondable del misterio humano, engalanó la historia de nuestro pueblo con su profunda y luminosa presencia.

Terminaba la década de los sesenta cuando el taumaturgo hacía ingreso al viejo territorio de indias, ¡ sí señores ¡ Huamalata, nuestro plácido pueblo, surgió a la historia post-colombina como un espacio al que se envió a los nativos liberados de la vieja encomienda con asiento en La Serena y Coquimbo, por ello, junto a Sotaquí, somos territorio libertario, en consecuencia… descendiente de qué raza de guerreros ancestrales era el vidente José Olivares, portador de claves hundidas en los taludes continentales del inconsciente humano…en su mirada fluían los meandros gnoseológicos provenientes del deshielo mágico de las sierras Mayas, Quechuas y Diaguitas…vivió entre nosotros como un tiuque más en la bandada crepuscular de aquellos años.

Un día casi con once inviernos palpitando en mis hemisferios cerebrales, junto a Don Celestino Gaete Andrade, mi padre, maestro de presagios y trigales, llegué hasta los dominios del Chamán, mi padre llevaba en sus bolsillos dos trozos de rústico papel de bolsas de cemento, en ellos traía escritos con lápiz grafito, los números de carné de dos de sus clientas del mineral El Salvador, quienes le compraban huevos y gallinas, productos que él llevaba desde Huamalata. Las damas conocedoras de la fama de Don José, le solicitaban a su proveedor oficiara de mensajero entre ellas y el Meico, misión que en ese instante Don Celestino procedía a cumplir ante la clínica curandera del encorvado nigromante.

Aquella tarde fui testigo de un hecho que marcaría para siempre los dinteles de mi vida, el mágico personaje, después de leer el primer numeral de identidad, solicitó a mi padre hundir su dedo meñique en un vaso de agua, acto seguido se puso de pie, luego ubicó la mitad de su cuerpo tras una puerta con el vaso de agua en sus manos…al cabo de dos minutos regresó a la mesa en cuya cubierta mantenía tres botellas con agua transparente y, ante mis propias córneas, apuntando con sus labios la botella central, consultó a mi padre ¿ esta es la señora ? con sus ojos destellando estrellas de admiración, mi padre, respondió: -sí…don José, esa es la señora.- en la botella se apreciaba nítidamente la imagen en colores de una mujer que hasta ese instante sólo mi padre conocía…yo, en mi ingenuidad rural concluía que todo aquello lo comprendería con los años, pero han sido justamente los años, los que han aumentado mi admiración ante aquel gesto que durante toda mi vida me permitió mantener abierta la ventana de lo sobrenatural y misterioso de la vida. Tres años después de este suceso llegaría a Ovalle la televisión en blanco y negro. Huamalata esconde claves que las urbes desconocen.

Temas: 

Comentarios

Comentario: 

me gusto mucho saber que todavia hay personas que se preocupan de sus origenes te felicito yo desde muy lejos los saludo y doy mi apoyo que vuestyro pueblo siga creciendo ya sea fisico o culturalmente hablando escribanme a mi correo que es ……vico.olc@hotmail.com chaooooooooooooo………

Comentario: 

Hola Manuel un gsuto de saludarte, y me alegro muchimo que alguien como tú, se acuerde tanto de nuestro pueblo, hace muchos años que no los vemos, yo vivia en la pobl. serca de los castro.

saludos y te felicito.

Danilo Larrondo J.

Comentario: 

Danilo…qué alegría no había visto tu comentario…muchas gracias por tu bondad…claro que me acuerdo de ti…te contesté tu saludo por correo electrónico. Ojalá que estés bien…me gustaría saber más de tu vida y del Manuel Cárdenas. Mi telefono es 232 258, pero sólo estoy en las noches desde las 22:00 horas. Un abrazo. Manuel Gaete.

Comentario: 

somos las hijas de don felix rivera «el cullano» hermanas del felix chico del rito del lucho y del erick y del rene recidimos en arica nos dio tanta alegria y nostalgia de ver en las paginas de internet nuestro querido pueblo hemos viajado no muy seguido a huamalata pero siempre recordando nuestra infancia no encontrando la mucha gente q nos vio crecer pasando nuestra alegria nuestra pena te felicitamos y un abrazo a la distancia esperamos q nos pueda contestar cuidate mucho

Comentario: 

Chiquillas…yo me acuerdo clarito de ustedes…eran bien crespitas y de carita redonda…muy bonitas…yo estoy en Antofagasta…acá también vive mi hermana Carmen…soy profesor de Castellano…tengo un hijo en Arica allá me casé y allá me separé. Cómo están ustedes y la señora Alicia y don Félix, los niños…cuéntenme de su vida. Mi correo es poeta59@hotmail.com
Un abrazo…qué alegría saber de ustedes.

Comentario: 

hola primas como estan, tanto tiempo que no se de ustedes, bueno de la angela siempre tengo noticias pero de ti sandrita, ni el pelo, como esta mi tia y el resto de la familia? cuidense mucho….chau.

Comentario: 

Mi pueblo de huamalata nunca lo olviare siento un cariño muy grande por el ,ya que mis primeras letras las aprendí en la escuela de mi pueblo querido, como voy a olvidar a mis profesores ,la señorita Neli Gutierres ,Izabel ,La señora Marlene de Ortis ,Leticia Pereira ,Alfonzo Ortis y » El gran director Heberto Velasquez ,un director inigualable ,buen educador que nos entrego muy buenos valores que los tendre siempre en mi diario vivir ya que me llevan por buen camino sus enseñanzas de respeto ,cariño y educacion hacia todas las personas de huamalata especialmente a nuestros padres y maestros .Ojala la juventud actual de mi pueblo querido lea este mensaje mio y que dios les transmita estos valores que nosotros aprendimos de este director.

Comentario: 

tia ana estoy orgulloso de haber leido su mensaje y espero que todos quienes lean sientan el mismo orgullo que siento yo junto a mis padres y familia xaooooooooo morron ¡¡¡¡

xumare maraxo carlos castillo
a lusa y tiniento

Comentario: 

feliz por mostrarle a mi mama estos comentarios que uds escribieron y la leyenda del chaman de huamalata. ella se acordaba de todos uds, ella es la lila la hija de don jose maria gonzalez que siempre a vivido frente del copacabana, y al igual que uds estoy muy feliz de haber crecido en aquel pueblo tan maravilloso que año tras año voy a visitar, porque ahi no solo esta mi familia …sino mis mejores recuerdos

Comentar

Algo sobre Ovallito.cl

Ovallito.cl es un proyecto personal de un ovallino criado en la calle Independencia. Estamos en Internet desde el año 2003, lo que nos convierte en la web ovallina más antigua aún activa.

Columnas destacadas

A mi Río Limarí
Queso de Cabra: Producto Típico de Ovalle
El Piano de la Escuela América
Nunca quedas mal con nadie
Susurro de los Molinos de Viento LXI - Los Billaristas
Los Fantasmas del Puente Viejo
Spencer Tunick y Yo
Campana de oro
Aberraciones animales en San Félix