Tema de foro

133 mensajes / 0 nuevo (s)
Último envío
mauro lopez (?)
Imagen de Visitante
hospital de Ovalle deficiente.

Comentario: 

me toco vivir las realidades hospitalarias en Ovalle y la serena, y la pregunta que hago es: ¿POR QUE TANTA DIFERENCIA ENTRE EL HOSPITAL DE LA SERENA Y EL DE OVALLE?.
en Ovalle la comidas son diferentes y mas encimas casi siempre heladas, los menú muy distintos.
los médicos de Ovalle cuesta un mundo conversar con ellos y mas encima son desagradables, no entregan la información como corresponde, por supuesto que no todos, ARAB ya debería estar fuera del hospital, y no por su conocimiento profesional, sino por el solo hecho de NO querer hacer su pega. en cualquier trabajo una persona con poco entusiasmo en su trabajo por no decir otra cosa, los echan.
en la serena queda un medico de turno por lo menos en medicina, y de lunes a viernes entre las 8 y 18 horas y en cualquier momento esta ahí para conversar o emergencia que transcurran durante el día.

me despido ojala que alguien pueda responderme algo que sea, sobre todo me gustaría saber quien fiscaliza esto, definitivamente creo que ahí profesionales que no deberían estar ahí, y jefes de estos que hagan su trabajo y les digan y exijan sus obligaciones.

atte.
Mauricio

Carlos Santelices (?)
Imagen de Visitante
Negligencias médicas...¡Mal de nunca acabar!!!

Comentario: 

Carlos Antonio Santelices Gaitero
Quienes piensan que somos fastidiosos…¡Por favor lean!!

¡EL FEBRERO NEGRO DEL HOSPITAL DE OVALLE!!

El “febrero negro” para los pacientes que solicitaron atención en el Hospital de Ovalle, ocurrió el año 2009, el día 4 de dicho mes falleció María Wuillans Valdivia, joven de 26 años, después de permanecer más de 4 meses en estado vegetal, derivado de su atención en parto, en el cual nació su hija con severos daños neurológicos.

Ese día, lamentándose su deceso, en el Servicio de Urgencia VICTOR ROJAS ACUÑA, joven de 19 años, se quejada de dolores que atribuía a una intoxicación por ingesta de mariscos, en un paseo a la playa el día anterior, y presentaba deposiciones y vómitos con sangre. Pero el médico que lo atendió en una revisión precaria lo derivó a su domicilio atribuyendo la dolencia a una “faringitis leve”, llamando a la ambulancia a las pocas horas su familia, al encontrarlo desmayado en el patio, siendo trasladado en el móvil a Urgencia para recibir auxilio falleciendo el trayecto.

La Dirección del Hospital, atribuyó su muerte a un accidente eléctrico, aduciendo que había sido provocado por una lavadora, lo fue facilitado por la Fiscalía que se negó a retirar evidencias de su dormitorio (bacinica con sangre). A los familiares se les aseguraba que el sumario médico había comprobado la inexistencia de errores en la atención, siendo que no existía sumario y éste se debió efectuar meses después por exigencia de las autoridades,encargando su confección a un ginecólogo que encontró todo normal, lo que Ministro de Salud ordenó revisar sin que aconteciera ello. La Fiscalía por su parte como ocurre en estos casos “No se pronunció” y archivó la causa. .
Un Tribunal civil, detectó irregularidades en la atención y sentenció en primera instancia al Servicio de Salud a pagar una indemnización, la que apela al Tribunal de Alzada. Este joven, intentaba formar familia y era padre de una menor de 5 días a la que no verá crecer”. Pero esto no es todo, en este febrero negro como lo llaman las víctimas, 9 días más tarde, cuando se celebraba el día de los enamorados, una joven de 16 años, como consecuencia de “errores previsibles y evitables”, que el hospital califica como situaciones antónimas, fallece dejando un hijo que nació con severas secuelas, lo que en definitiva redundó en la muertes de tres jóvenes, de ellas dos madres, dos niños nacidos con secuelas irreversibles, otra recién nacida que no conoció a su padre, y tres matrimonios que deberán hacerse cargo de sus nietos, mientras que el Estado agota sus fuerzas intentando dar por correctos procedimientos fatales que pudieron evitarse, de haberse respetado los protocolos.

Carlos Santelices Gaitero y Carmen Berríos Muñoz p/Denuncia Hospital Ovalle.

Páginas

Comentar

Algo sobre Ovallito.cl

Ovallito.cl es un proyecto personal de un ovallino criado en la calle Independencia. Estamos en Internet desde el año 2003, lo que nos convierte en la web ovallina más antigua aún activa.

Columnas destacadas

Carta a un amor perdido
Los Fantasmas del Puente Viejo
Trilla a Yegua Suelta
Spencer Tunick y Yo
Memorias de Ovalle en los '70: Personajes típicos  ovallinos
El Diablo en La Capilla
El Piano de la Escuela América
Carmencita de Alcones
Las ciruelas flotantes de la esperanza