Tema de foro

1 envío / 0 nuevo (s)
patricio431
Imagen de patricio431
Nuevos partidos y movimientos

Faltan 7 días para las elecciones municipales y todos los candidatos, los nuevos y los antiguos, están jugando(o engañando), a los futuros esparcidos votos, para conquistarlos y sumarlos a su haber. Nosotros, los ciudadanos que caminamos por nuestras comunas, vemos que el terremoto financiero que llegó a nuestro país, a pesar de la negativa gubernamental. No ha llegado a nuestros candidatos, la gran cantidad de propaganda, los afiches y palomas por todos lados, incluso, estorbando el paso libre de peatones y vehículos nos hacen creer que estamos en otro Chile, donde el despilfarro de dinero es increíble. La gran cantidad de volantes votados por las calles, donde algunos muestran la buena calidad impresora, y por lo tanto, el valor de cada volante, con grandes promesas que jamás van a cumplir, son de un alto costo.

En cambio existe otros candidatos que van a competir en desiguales condiciones para acceder a cargos públicos electivos. La gran debilidad democrática imperante en Chile y el desfavorable contexto para la participación, es muy evidente que en los últimos años se han intensificado las movilizaciones y el descontento social frente al modelo económico neoliberal, y el sistema político. Está gran insatisfacción que también puede afectar en un futuro cercano, una crisis de «gobernabilidad», el gran temor que experimentan los partidos convencionales, tanto a nivel interno como de cara a la ciudadania. Al no representar la voz y las expectativas de sectores permanentemente marginados del debate político.

Por está razón van emergiendo por la necesidad de buscar su propia representación, nuevos y otros no tanto, en converger sus propuestas propias en proyectos políticos comunes para buscar incidir en la agenda pública. Tampoco, no descartan desde esta plataforma política emancipatoria acceder,..a puestos en gobiernos municipales, escaños parlamentarios en su momento, y porqué nó,….levantar su propia candidatura presidencial alternativa, que exprese esta alianza de clases, sectores, grupos y pueblos. Por ejemplo: La Surda, el Movimiento para la Democracia y la Justicia Social (MDJS), el Movimiento Autónomo por Las Libertades (MAL), el Movimiento Nueva Izquierda , la Red de Acción por la Justicia Ambiental y Social (RAJAS) y el Movimiento Asamblea de los Pueblos (MAP). Son sólo algunos de estos referentes. Su consigna es construir, desde las distintas experiencias locales y temáticas por las
que bregan. Este nuevo escenario político marginal, su gran apoyó son las nuevas tecnologías de la información en particular, los medios de comunicación popular y alternativos, para sociabilizar este discurso transformador, autonomista y libertario.

En otra esquina de este descontento, se encuentran (los descolgados) quienes optan por la conformación de nuevos partidos políticos, debiendo tener representación en al menos ocho regiones, como el Partido Regionalista Independiente (PRI), donde logro constituirse a nivel nacional. El senador ex-Dc Adolfo Zaldivar y otros diputados, se tomaron este partido y desde ahí, esperan retomar una conducta política conducida mayormente al sector «centro», según palabras de Zaldivar. El otro partido Chile Primero, liderados por el senador Fernando Flores y Jorge Schaulsohn, ambos ex-.PPD, fue objetado por el Servicio Electoral (Servel), ante problemas en 509 fichas de sus militantes ( de 40 mil obtenidas en todas las regiones). Se le dio plazo «extraordinario» para corregirlas, pero los 45 días que tomaba su revisión, hicieron imposible llegar al 28 de julio constituidos (fecha límite para la inscripción de candidatos para las municipales de octubre 2008), por lo que acusaron al organismo «de desorden y falta de prolijidad en el proceso». Por ellos, algunos se presentaron como independientes y, en algunos casos, en alianza con el PRI. Ello se suma al pacto «Por un Chile Limpio», que ambos acordaron con el Partido Ecologista de Sara Larraín en Arica.

Otro que decidió llevar candidatos como independientes, apoyados por partidos, al no alcanzar su legalización a más de un año y medio de presentadas las fichas de militantes al Servel, fue el partido Wallmapuwen. El mismo diagnóstico, «hemos enfrentado una ley de partidos profundamente antidemocrática, heredada de la dictadura, al imponer requisitos legales y financieros no fáciles de resolver. Así como la excesiva burocracia del Servicio Electoral, que lleva meses chequeando nuestros estatutos y escritura pública, incluso, el retiro de conceptos como «País Mapuche» y «Autogobierno Mapuche», denuncia su presidente, Gustavo Quilaqueo.

En este campo frió y calculador de la actual política vigente, la Concertación y La Alianza han echado mano a cualquier personaje que consiga votos para su parcela particular. No importando su pasado, tampoco su fue un ex-CNI, o de la farándula criolla. Sólo importa que consiga votos. Los intereses ciudadanos, los graves problemas reales en cada comuna no interesa, son situaciones de segundo y/o tercer orden de preferencia. Lo importante para estos partidos es conseguir votos, no importa el precio y el costo político que ello pueda traer. Este «privilegiado mundo político», enceguecido por el poder y el dinero, sólo importa para ellos. mantenerse en el poder.

Es de esperar que en las próximas elecciones parlamentarias y presidenciales no haya que recurrir a estrategias de pactos o sub-pactos para ejercer los derechos que tenemos todos, quienes habitamos lo que desde hace casi 200 años,….se llama Chile.

El arbitrario sistema que regula la participación de los chilenos en los asuntos públicos, contraviene el artículo 25 del Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos, «como le hizo» ver al Estado Chileno el Comité de Derechos Humanos de la ONU en marzo de 2007. Recomendando su modificación. Pero en el hecho, éste reparte en forma más o menos proporcional ganancias y pérdidas entre los dos binomios que monopolizán la escena política electoral. La Concertación de Partidos por la Democracia y la Alianza por Chile. Por ende,…no les afecta mayormente. La gran preocupación real es lo que ocurre con aquellos partidos y movimientos que no ingresan a estos referentes, y peor aún, con quienes disputan un cargo de elección popular de forma independiente. Pese a que el mismo artículo antes citado establece el derecho a tener acceso, en condiciones generales de igualdad, a las funciones públicas del país.

Se hace necesario con urgencia que todas las organizaciones sociales, comunitarias, partidos y movimientos políticos y religiosos, solicitar a través de un plebiscito nacional, un cambio a nuestra actual Constitución del 80 y cambiarla pensando en el futuro y la integración de todos los ciudadanos en los procesos de desarrollo de nuestro país. Donde nadie quede marginado de los procesos electorales y puedan participar todos aquellos que hoy por Ley, no pueden hacerlo, nuestros dirigentes sindicales, gremiales, para integrar un nuevo Chile, mirando el futuro con esperanza, desarrollo, con educación gratis para todos nuestros jóvenes, y una salud compatible y de calidad para todos nosotros, y no para aquellos que tienen dinero puedan acceder a una buena atención de salud, tenemos que cambiar el concepto de gasto en salud, por inversión, mientras más se invierta en mejorar la calidad de nuestra salud pública, menos gastos será para el gobierno enfrentar nuevas y futuras enfermedades.

patricio escobar

Comentar

Algo sobre Ovallito.cl

Ovallito.cl es un proyecto personal de un ovallino criado en la calle Independencia. Estamos en Internet desde el año 2003, lo que nos convierte en la web ovallina más antigua aún activa.

Columnas destacadas

Entre cazuelas de pavo, chupilca y empanadas…
Susurro de los Molinos de Viento LXI - Los Billaristas
Campana de oro
On' Baucha
Las ciruelas flotantes de la esperanza
Nuestra identidad mestiza
Trilla a Yegua Suelta
Nunca quedas mal con nadie
Susurro de los molinos de viento LVIII - El mundo de los volantines