Libro de visitas

Firmar el libro de visitasEste es el Libro de visitas de Ovallito.cl. Acá puedes dejar tus saludos y opiniones sobre esta web o sobre nuestra ciudad.

Siempre es bueno saber desde donde nos visitan, así es que incluye en tu mensaje el lugar desde el que escribes.

Comentarios

Soy de antofagasta… me parece excelente lo q hacen por esta ciudad. bueno lo mio es otra cosa, es q quiero saludar a una persona q es de ahí, se acaba de titular de enfermería (acá en antofagasta), bueno «MI NIÑA, TODO LO QUE SOY AHORA Y SERÉ A FUTURO TE LO DEBO A TÍ, GRACIAS. TE AMO…» X SIEMPRE….

«JAKA»

Los felicito por este espacio que permite conocer más sobre la gente y la hermosa tierra Ovallina.
Saludos desde Santiago
Marcela Díaz González

Guillermo
Desde Santiago

Pavimentación camino Tambillo

Amigos ahora que tenemos por primera vez en la Historia un Ministro de Obras Pública Ovallino, me refiero a Eduardo Bitrán (Su Padre tenía la tienda Bitran en Vicuña Mackenna donde hoy esta «La tienda Corona»).

Bueno tenemos que pedirle que pavimente el camino de Tambillo son 16 Kms de tierra, con ello los Ovallinos podrian acortar su viaje a Guanaqueros y Tongoy casi en 15 Kms. y se ahorrarian dos peajes de $1.900 .

Saludos

Amigos que bueno que aparecio el libro de visitas nuevamente, un saludo desde Santiago y transcribo lo que envió un Ovallino desde Italia hace un tiempo atrás

Soy ovallino

De mis abuelos, tengo, orgullosamente, ascendientes campesinos: gente sencilla, honrada y trabajadora; pero, sobre todo, personas con un alto sentido de la decencia, la generosidad y una singular armonía con la naturaleza.

De ellos aprendí a disfrutar del canto de los queltehues en etapa de apareamiento; comer brevas maduras encaramado en la punta de una higuera vieja y devorar a mordiscos una sandía helada y de corazón rojo, que había; sido previamente estrellada contra la base del tronco de un sauce llorón. Con ellos viví la emoción de ver parir a una chancha rosada, ser testigo del emocionante momento en que un polluelo rompe a la vida desde un huevo; tomar leche al pie de la vaca y bañarme desnudo en un plácido río cristalino, en atardeceres rojos, circundado por un ruedo de cerros de roca firme, vestidos de cactus y primaverales añañucas.

Entre esos montes perfectamente delineados en un cielo azul intenso, diáfano e infinito; en ese valle generoso, pintado de diversos violáceos colores, donde el sol y el frío endulzan día y noche las uvas pisqueras, cuyas parras alfombran de verde las faldas de los cerros; donde el olor a brea fresca invade el ambiente y el sonido de las chicharras, armonizado con el canto del río entre las piedras azuladas calma todos los ataques de nervios y las tensiones reprimidas; allí, entre esos conciertos naturales, vine al mundo. Ese valle forma parte de mí y lo llevaré por siempre prendido en el alma.

Comiendo chaguares y tallos de cardos en primavera, curtido por el sol intenso y puro, en el silencioso y cautivador paisaje, me formaron, crecí y me hice hombre. Allí fui un niño feliz andando a pata pelá, la cara sucia y un botón menos en el tirante de mi «overall» de mezclilla, lanzando piedras a los tiuques con una onda fabricada por las hábiles manos de mi abuelo. Mis antepasados son Diaguitas, artistas de la cerámica, indígenas pacíficos y creativos. Me sobran motivos para estar orgulloso de mis orígenes.

La Nobel poetisa dijo: «el paisaje de la región donde se nace, es marcador del sentir de una persona». Ese entorno me dejó señalado para siempre. Soy del norte verde, del centro mismo de la producción del queso de cabra y la riqueza minera. Soy queso, uva y oro. Fui, desde niño, alimentado con pan candeal y mote con huesillos; y no encuentro placer más grande que disfrutar de una sierra ahumada virginal, con cebolla picada al cuadro, limón, sal, cilantro y mayonesa, como siempre la preparó mi madre.

Luis Gmo. Barrios

ROMANTICO EL VIAJE EN TREN DE LA SERENA,
AL PASAR POR HUAMALATA EL TREN BAJABA LENTO HACIA OVALLE Y TRATABAMOS DE BAJARNOS.
BUENO LO CHAGUARES QUE VENDIA LA SRA BASILIA DEL INTERIOR DE VILLASECA, MAMA DE VICENTE.
RICO LOS TALLOS DE CARDO QUE NOS DEJABA LA BOCA NEGRA,

Bueno, atendiendo al clamor de un par de personas, hemos habilitado este espacio para que funcione a manera de un Libro de Visitas, para que puedas dejar tus saludos e impresiones sobre nuestro sitio. Quedan invitados a participar.

mas que un comentario quisiera pedir un favor.
hay un abogado de nombre Sergio galleguillos radicado en Ovalle el me esta llevando un caso judicial sobre un accidente que mi familia sufrio en agosto del año pasado en esa localidad. el me dio su telefono pero por alguna razon se me perdio,ustedes podrian encontrar su telefono o su pagina web. se que es un gran favor pero apelo al buen corazon de ustedes que son ovallinos de corazon mi correo es
ripamax@hotmail.com mi nombre es Richard friz vera y les escribo desde Iquique de ante mano muchas gracias

hola a todos

Me gustaria saber mas del pueblo de Huamalata ya que en mi infancia me crie en este pueblo con mis abuelos y fui a a la escuela de Huamalata me acuerdo del director de aquellos tiempos don Heriberto Velasquez que lo hice rabiar tantas veces que tiempos.. bueno me despido ojala que publiquen algo mas de Huamalata

saludos…atte.C.N.Z.A.

CNZA CARLOS NICOLAS ZEPEDA
LA HISTORIA DE LA ESCUELA DE HUAMALATA EMPIEZA EN LA CALLE ESMERALDA DIRECTOR HEBERTO VELASQUEZ Y ALUMNOS QUE ME LLEGAN A LA MEMORIA;
BUDITA NEGA, EL POR SI ACASO (MANUEL ALVAREZ DE VILLASECA) LOS SAPIAINS, LOS HIJOS DE DON HEBERTO EL QUITO EL NEGRO Y EL SERGIO, EL TITO AVILES,EL OMAR HENRIQUEZ , EL ANICETO CALLAMPA, EL PEDRO ACUÑA, EL GERMAN ACUÑA, EL TITO MOLLACA (HECTOR RAMIREZ), EL CHATO LEO.
DESPUES LA ESCUELA SE TRASLADO FRENTE A LA PLAZA Y SE UNIO CON LA DE NIÑAS QUE SE UBICABA A UNA CUADRA CASI FRENTE AL CORREO.

Páginas

Algo sobre Ovallito.cl

Ovallito.cl es un proyecto personal de un ovallino criado en la calle Independencia. Estamos en Internet desde el año 2003, lo que nos convierte en la web ovallina más antigua aún activa.

Columnas destacadas

Carmencita de Alcones
A mi Río Limarí
La Profesora y Pinochet
Carta a un amor perdido
Las ciruelas flotantes de la esperanza
Oro en el Tiro al Blanco
Todo tiempo pasado fue mejor...
Trilla a Yegua Suelta